05. El peón de dama aislado




Los peones aislados, en general, son débiles. Hay uno, sin embargo, que tiene características especiales y por eso constituye una excepción. Se trata del peón aislado en d4 (d5 en el bando negro), que, debido a su posición central, ofrece posibilidades dinámicas. Estas posibilidades, según las circunstancias, pueden ser más importantes incluso que los inconvenientes posicionales que suelen acompañarle.

Se trata, en este caso, de "valorar un peón estáticamente débil que, no obstante su debilidad, rebosa fuerza dinámica" (Nimzowitsch).

El hecho de que este peón pueda originarse a partir de aperturas que se juegan mucho (Ej: Defensa Tarrasch del Gambito de Dama, Variante Panov de la Defensa Caro-Kann, etc) hace que sea muy importante en el juego práctico saber tratar bien las posiciones típicas de esta clase.

La fuerza dinámica del peón de dama aislado se compone de:

  • Las columnas "c" y "e" abiertas o semiabiertas y el dominio de las casillas centrales c5 y e5 (c4 y e4 en el caso de las negras) aseguran más espacio y un desarrollo más cómodo y algo más rápido.

  • El control de la casilla fuerte e5 (e4), que puede ocuparse con un caballo, y la ventaja de espacio crean buenas posibilidades de ataque al rey en el medio juego.

  • El peón de dama aislado, en su fuero interno, "ansía expandirse" (Nimzowitsch). Avanzarlo en el momento oportuno puede crear posibilidades tácticas muy favorables.

La debilidad del peón de dama aislado se muestra, como en todos los peones aislados, sobre todo en el final. Solamente puede defenderse con piezas, y se altera el valor de las casillas fuertes en el centro: c5 y e5 (c4 y e4) ya no son tan valiosas porque las posibilidades de atacar al rey han desaparecido, mientras que la casilla de bloqueo d5 (d4), en especial si la ocupa un caballo, es mucho más valiosa.

¿Qué es más importante, las posibilidades de ataque en el medio juego o la desagradable perspectiva de llegar a un mal final?

La práctica ha mostrado que las bazas de ambos son más o menos equivalentes y que jugar "con" el peón de dama aislado o luchar contra él es, en última instancia, cuestión de preferencias personales.

El peón de dama aislado como virtud en el medio juego

La conducción clásica del ataque al rey

El bando que tiene el peón de dama aislado siempre debe intentar realizar las siguientes ideas estratégicas:

  • Hay que evitar en lo posible que la posición se simplifique.

  • La ventaja de espacio y el mejor desarrollo deben aprovecharse para atacar al rey:

    • Ataques combinados con piezas y peones.

    • Ataques solamente con piezas.

  • Nunca hay que dejar pasar la ocasión de adelantar el peón.

El peón de dama aislado como debilidad en el medio juego y el final

La lucha contra el peón de dama aislado

El bando que lucha contra él debe intentar simplificar la posición por todos los medios y entrar en un final favorable. Por eso hay que estar alerta ante las posibilidades de ataque que ofrece este peón en el medio juego. Siempre es bueno tomar medidas preventivas contra su posible avance.

Las distintas formas de lucha contra este peón consisten en: el bloqueo del peón y utilización de la casilla de bloqueo y las casillas débiles que lo rodean para realizar maniobras posicionales en ambos flancos, reducción de las tropas adversarias a la defensa del peón, etc. El plan general es la tendencia permanente a simplificar para pasar al final.

En el segundo ejemplo, Botvínnik-Zagorianski (Sverdlovsk, 1943), se ataca directamente el peón de dama aislado, lo que, en última instancia, conduce a la paralización total de las fuerzas defensivas.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
Comments