11. Alfil contra caballo



¿Qué es más fuerte, el caballo o el alfil?

Desde el punto de vista de la movilidad, el alfil es superior al caballo. Puede actuar a mayor distancia y moverse de un flanco a otro con rapidez... pero solamente por las casillas de un mismo color. En las de otro color no puede hacer nada en absoluto.

El caballo en cambio es más lento. Para ir de un flanco a otro necesita entre tres y cuatro jugadas, y su radio de acción es menor. Pero puede controlar casillas tanto blancas como negras, y además puede "saltar" por encima de las piezas, sean amigas o enemigas.

De manera asombrosa, estas características tan diferentes mantienen la balanza en equilibrio.

La fuerza real de estas piezas menores se ve influida por la estructura de peones. Para poder apreciar su verdadera fuerza en distintas posiciones es necesario pensar primero en las posibilidades que tienen de moverse en cada posición concreta.

Existe la regla de que el caballo es más fuerte en posiciones cerradas, en las que el alfil está restringido en sus movimientos por los peones. En posiciones abiertas, en especial las que tienen estructuras desiguales de peones, el alfil acostumbra a ser más fuerte.

En el primer ejemplo, Fischer logró vencer con muy pocos medios.

En el segundo ejemplo, la peor estructura de peones que tiene el bando blanco y la movilidad de los peones determinan en este caso la superioridad del alfil.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
Comments