03. La lucha contra un centro de peones



Ya algunos contemporáneos de Tarrasch no estaban del todo convencidos de que un centro de peones fuera ventajoso en todos los casos. A este respecto Nimzowitsch escribió: "Son precisamente los peones los más adecuados para formar un centro, por ser los más estables, pero piezas situadas en el centro muy bien pueden sustituir a los peones. ¡Y también una presión que se ejerza sobre el centro enemigo, a partir de torres o alfiles, puede ser igual de importante!". Reti iba más lejos y sostenía que no era absolutamente necesario ocupar las casillas centrales con peones desde el principio, sino que bastaba -e incluso era mejor- tenerlas bajo control. Un centro de peones que está en el punto de mira de las piezas adversarias -en especial, alfiles en fianchetto- es vulnerable y puede atacarse y destruirse con facilidad.

Bajo la influencia de estas ideas surgió una manera nueva de tratar las aperturas. Se quería inducir al adversario a que marchara sobre el centro con sus peones para, a continuación, atacar ese centro por los flancos con piezas y peones antes de que tuviese tiempo de consolidarlo.

Esta nueva estrategia es la piedra angular de aperturas como el Sistema Reti, la Defensa Grünfeld, las distintas defensas indias, la Defensa Alekhine, etc.

En la primera partida de ejemplo, las negras han provocado la formación del clásico centro de peones para atacarlo después o bloquearlo de manera favorable. Las blancas quieren aprovechar la ventaja de espacio para asaltar el flanco de rey enemigo, que está algo debilitado.

Piezas en lucha con un centro de peones

Toda la formación de peones puede verse paralizada por las piezas adversarias, mediante el bloqueo o el control eficaz de las casillas de avance.

Eso sucede, p. ej., en las cadenas de peones que se bloquean entre sí. Cuando una de las cadenas está expuesta a un ataque demasiado fuerte y por eso debe deshacerse -toda o en parte- la cadena adversaria que de repente es móvil, debe bloquearse con ayuda de las piezas.

Las piezas que desempeñan el papel de los peones en el centro tienen la mayoría de las veces posiciones dominantes, frenan la maniobrabilidad de las piezas adversarias y, gracias a que poseen más espacio y son más móviles, crean condiciones favorables para emprender ataques tácticos.

Si el bando bloqueador está en condiciones de mantener la dominante posición de sus piezas y utilizarla como base de operaciones de ataque, la mayoría de las veces eso será decisivo en el curso de la partida.

El bando bloqueado debe intentar por todos los medios -incluso sacrificando- vencer el bloqueo y hacer que sus peones vuelvan a ser móviles.

La segunda partida de ejemplo, muestra el esfuerzo de las negras por conseguir un centro móvil de peones pero las blancas consiguen debilitar la falange negra con el avance del peón "e" y el caballo blanco obtiene la excelente casilla de bloqueo d4.

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
Comments