Teoría‎ > ‎05. Ejecución táctica‎ > ‎

01. El cálculo de variantes



Hemos realizado una valoración objetiva de la posición y tenemos un plan realista y claro, ahora vamos a ejecutarlo.

Según Kótov, la maestría en ajedrez se basa en tres pilares:

  1. La intuición posicional.

  2. La capacidad de "ver" combinaciones.

  3. La capacidad de calcular variantes rápido y bien.

Estas características existen en nosotros en estado embrionario y pueden desarrollarse mediante el juego práctico y el entrenamiento.

La intuición posicional se desarrolla estudiando los rasgos estratégicos fundamentales del ajedrez.

La intuición combinativa se entrena solucionando muchos ejercicios de combinaciones.

El tercer pilar es quizá el más importante. ¿De qué sirve elaborar buenos planes o tener una bonita idea combinativa si no se es capaz de calcular con precisión el curso de los acontecimientos en caso de que el adversario juegue lo mejor?

Sólo examinando las posibles variantes puede comprobarse si conducen al fin deseado. Así pues, en toda posición es importantísimo calcular con rapidez y exactitud las posibles secuencias de jugadas que son necesarias para llevar a cabo los planes o combinaciones propios.

El método de Kótov

Kótov desarrolló por primera vez en su libro "Piense como un gran maestro" un método para calcular variantes de manera económica. Según Kótov, todo ajedrecista debe estar en todo momento en condiciones de seleccionar las jugadas que merecen estudio -las "jugadas candidatas"- para ejecutar su plan -o detener los ataques del adversario-. Así, la raíz de las variantes son las jugadas candidatas.

Las variantes deben calcularse con la extensión y la exactitud suficientes, y toda la operación debe suceder con el mínimo consumo de tiempo.

Al llevar a cabo la operación, según Kótov, se origina el llamado "árbol de variantes", que puede adoptar diversas formas gráficas.

El cálculo de variantes -también en el entrenamiento- debe efectuarse sin tocar las piezas, y después es útil representar gráficamente el árbol.

La experiencia ha demostrado que la práctica es la mejor manera de entrenar la capacidad de cálculo. Las reglas a seguir son las siguientes:

  1. Determinar las jugadas candidatas.

  2. Calcular las variantes. Evítese revisar de nuevo una variante que ya se ha calculado.

  3. Entrenar el cálculo:

    • No toque las piezas.

    • Anote el tiempo consumido. Máximo media hora por posición.

    • Anote siempre las variantes, de forma escrita o gráfica (árbol de variantes).

No se ha podido encontrar la URL de especificaciones de gadget.
Comments